header-photo

Día 1. 20 Octubre.- Madrid / Tel Aviv

A la hora indicada, se presentaron todos los componentes del viaje a Israel en la terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas, 50 personas en total, algunos que habían contratado su viaje a través de internet con una oferta de http://www.viajas.com/ desde diferentes puntos de España (Lanzarote, Burgos, Soria, Ronda, Madrid, República Dominicana (como es el caso de Bárbara y su esposo) y el grueso del grupo que venía desde Cheste (Valencia) a través de la Caja Rural de esta población. Tras pasar por el interrogatorio de seguridad que lleva a cabo la compañía aérea El Al, a las 11.45 h despegó el vuelo LY396, con destino Tel Aviv. Llegada a las 16.25 h al aeropuerto de Bengurión. Una vez arriba de nuestro autobús que nos estaba esperando junto a Ilán, el que iba a ser nuestro guía durante los próximos siete días. En el recuento de pasajeros, me di cuenta que faltaba uno de ellos, nuestro amigo Jesús !! el que iba a ser nuestro peculiar acompañante. No sabemos cómo, pero se despistó del grueso del grupo a la salida del aeropuerto y no esperó a que lo encontráramos. Pero apareció en el hotel, incluso antes que nosotros. Así, y sin Jesús, nos trasladamos al hotel Maccabia Tel Aviv, donde disfrutamos de la cena y alojamiento.

Día 2. 21 Octubre. Tel Aviv / Cesaréa / Haifa / San Juan de Acre / Galilea

A las 6 h nos despertaron, para posteriormente bajar a desayunar. Un desayuno que más de una vez hemos echado en falta en algunos hoteles de 5* de Gran Lujo, realmente, excelente. Hacia las 7.30 h salimos hacia el barrio de Jaffa, antiguo puerto de Israel convertido en interesante barrio de artistas que fue la ciudad de Joppe descrita en el “Hecho de los Apóstoles”. Aquí visitamos la Iglesia de San Pedro, una de las más frecuentadas, los domingos, por la colonia colombiana de Tel Aviv. Continuación del viaje por la costa del Mediterráneo hacia Cesaréa Marítima que fue la Capital de los Gobernadores Romanos, en un lugar anteriormente llamado Pyrgos Stratonos ("Torre de Stratos", o "de Strato"; en latín Turris Stratonis). La ciudad fue descrita por el historiador judío Flavio Josefo, siendo la masacre de judíos que tuvo lugar aquí, el desencadenante de la Gran Revuelta Judía. Herodes levantó su nueva ciudad, con un palacio construido en un promontorio al lado del mar, con una piscina decorativa rodeada de stoas.

La vida civil de la nueva ciudad comenzó en el año XIII a. de C, cuando Cesarea fue convertida en la capital civil y militar de Judea, y la residencia oficial de los procuradores y gobernadores romanos. Los restos de todos los edificios principales erigidos por Herodes existieron hasta finales del siglo XIX. Los restos del poblado medieval también pueden verse en la actualidad, con algunos muros, el castillo y el sitio de la catedral cruzada. Aquí visitamos el Teatro Romano, la Ciudad Cruzada y el Acueducto.
Continuamos hacia la ciudad de Haifa, ubicada en el Monte Carmelo, donde tuvo lugar el desafío del profeta Elías que se escondió del Rey Ahab.

La ciudad es detalladamente descrita en la obra del historiador judío Flavio, ya que la masacre de judíos que tuvo lugar allí fue el desencadenante de la Gran Revuelta Judía. Herodes no descuidó su nueva ciudad: su palacio en Cesarea fue construido en un promontorio al lado del mar, con una piscina decorativa rodeada de stoas. La vida civil de la nueva ciudad comenzó en el año 13 a. de C, cuando Cesarea fue convertida en la capital civil y militar de Judea, y la residencia oficial de los procuradores y gobernadores romanos. Los restos de todos los edificios principales erigidos por Herodes existieron hasta finales del siglo XIX. Los restos del poblado medieval también pueden verse, los cuales son los muros, el castillo y el sitio de la catedral cruzada. A continuación nos dirigimos por la costa hasta Haifa, la tercera ciudad de Israel. Aquí visitamos la iglesia del monasterio de Stela Maris, en el monte Carmelo y tuvimos una bonita vista panorámica del templo Bahai y sus magníficos Jardines Persas. Tras el almuerzo en un restaurante local, donde más de uno tuvo su particular lucha con las guindillas, salimos hacia la ciudad de San Juan de Acre para recorrer sus fortificaciones medievales y visitar la ciudad subterránea, de la época de las cruzadas, donde destaca la Sala de los Caballeros: Es una de las ciudades más antiguas del mundo y se cree que fue fundada hacia el año 1500 a. de C. En el año 700 a. de C. la ciudad cayó en poder de los asirios, y en el 332 a. de C. pasó a formar parte del imperio de Alejandro Magno. El rey de Egipto Ptolomeo II Filadelfo conquistó la ciudad (siglo III a. de C.) y desde entonces se llamó Ptolemaïs. En el 638 era una posesión árabe. Después la fueron conquistando otros pueblos: Balduino I de Jerusalén en 1104; Saladino I, sultán de Egipto y Siria la reconquistó en 1187, pero poco después, en 1191 cayó en manos de los cruzados (en la Tercera Cruzada) y fue entonces cuando la bautizaron con el nombre de San Juan de Acre. Tras la visita partimos hacia la Galilea, donde nos alojamos en el hotel Leonardo.


Tras la cena, algunos salieron a pasear por el paseo marítimo, junto al mar de Galilea, también llamado lago Tiberíades.

Día 3. 22 Octubre.- Monte de las Bienaventuranzas / Cafarnaum / Tabgha / Río Jordán / Tiberíades

Tras el desayuno comenzamos el día con la visita al Monte de las Bienaventuranzas, donde el Padre Manuel, uno de los componentes del viaje, al que se había añadido a este grupo como un turista más, leyó uno de los párrafos de la Biblia. Continuamos hacia la iglesia del Primado de San Pedro y a Tabgha, lugar del Milagro de la Multiplicación de los Panes y los Peces. La siguiente parada fue en Cafarnaum llamada “ la Ciudad de Jesús” donde Jesús predicó. Aquí visitamos las ruinas de la casa de San Pedro y las ruinas de la antigua sinagoga del siglo IV a.de C. También aquí el Padre Manuel celebró una misa para nuestro grupo, con el bello espectáculo del mar de Galilea como telón de fondo.

Terminamos la mañana con un paseo en barco por el Mar de Galilea. Este día almorzamos en uno de los restaurantes, próximos al lago Tiberíades, donde tuvimos de menú, pescado característico de este mar. La tarde terminó con la posibilidad, para quienes quisieron, de ser bautizados en Yardenit, lugar tradicional de bautismo sobre el río Jordán. Aquí, los componentes de nuestro grupo, así como otros españoles que se unieron, pudieron ser bautizados por D. Manuel.

Para terminar el día, visitamos un taller de diamantes, donde el que quiso pudo adquirir una de estas valiosas piedras preciosas. Regreso al hotel. Durante la cena, el amigo Jesús fue sorprendido con una tarta, para la celebración de su 26 cumpleaños. Este día también terminó para algunos, con una vuelta por el paseo marítimo de Tiberíades, pero debido a que ya habíamos entrado en el Shabat, la mayoría de comercios estaban cerrados: el "sabbat" o "shabat", comienza desde el atardecer del viernes hasta la aparición de tres estrellas la noche del sábado. Según las prescripciones de la Torá, debe ser celebrado en primer lugar mediante la abstención de cualquier clase de trabajo.



Día 4. 23 Octubre.- CANÁ / TSIPORI / NAZARET / MAR MUERTO

Tras el desayuno, partimos desde Tiberíades hacia Caná de Galilea, donde visitamos la iglesia, donde la tradición sitúa el lugar donde Jesús tuvo su Primer Milagro, con la conversión del agua en vino, en las conocidas bodas de Caná. Continuamos por las montañas de Nazaret hasta el lugar arqueológico de Tsipori o Sepphoris, habitado por los Hashmoneos en siglo II a. de C y que fue más tarde la capital Romana de la Galilea. Aquí visitamos, además de las ruinas, fantásticos mosaicos (entre estos la llamada "Monalisa de Israel"), los restos de la ciudad cruzada y un sistema subterráneo de cisternas y acueducto; aunque no aparezca en los Evangelios era una ciudad conocida forzosamente por Jesús y sus discípulos, y hasta habría estado allí en muchas ocasiones.


Tras la visita de Tsipori llegamos a Nazaret, lugar de la infancia de Jesús. Actualmente es la ciudad con mayor población árabe de Israel, con unos 60.000 habitantes, de los que un tercio son cristianos y el resto musulmanes. Tras pasar por un típico mercado árabe, llegamos a la Basílica de la Anunciación: según la historia a finales del siglo XVII, fue construida la Iglesia Ortodoxa Griega de la Anunciación sobre los restos de otras tres iglesias; alberga una cripta con una surgente de agua, origen de la fuente de María, situada en la calle principal de Nazaret y conectada a un acueducto. Según la tradición, fue en dicha fuente donde el Arcángel Gabriel se presentó por primera vez ante María. Tras la visita de la Basílica, nos dirigimos caminando hacia la cercana Iglesia de San José, donde se cree que el marido de María tenía su carpintería..

Mientras nos dirigíamos hacia el lugar donde nos esperaba nuestro autobús, tuvimos ocasión de entrar en una típica pastelería árabe, donde degustamos algunos dulces carecterísticos de la gastronomía árabe.

Almorzamos en el restaurante Sahara y ya por la tarde continuamos por carretera hacia el mar Muerto, el lugar más bajo del mundo, situado a 400 metros bajo el nivel del mar. Pero mientras estábamos de camino, a nuestro guía Ilán se le ocurrió la idea de entrar en una de las ciudades de la Cisjordania, Jericó. Los hallazgos arqueológicos de esta ciudad canánea demuestran que sus orígenes se remontan a más de diez mil años, siendo sus primeros habitantes los canáneos. En la tradición judeo-cristiana, la ciudad es conocida como el lugar donde los israelitas retornaron de la esclavitud en Egipto, dirigidos por Josué, el sucesor de Moisés. Aquí, aunque sin bajar del autobús, pudimos apreciar el llamado Monte de la Tentación, donde la tradición sitúa el lugar donde Jesús se retiró antes de que comenzara su vida pública, durante cuarenta días y cuarenta noches, siendo tentado por el demonio cuando su cuerpo flaqueó por el hambre.

Ya después de entrar en una de las tiendas típicas de turistas, salimos hacia nuestro hotel Leonardo, en el mar Muerto. Algunos de los componentes del grupo pudieron disfrutar de las piscinas de agua salada del hotel, así como darse un relajante masaje con barro del mar Muerto. Tras la cena, algunos dieron un paseo junto al mar Muerto, y otros nos fuimos a dormir, pues el día siguiente iba a ser bastante completo.

Día 5. 24 Octubre.- MASSADA / QUMRAN / JERUSALEN

A las 5 h de la mañana, algunos de los componentes del grupo de Cheste ya estaban en la recepción para salir caminando hasta el vecino hotel, también de la cadena Leonardo, desde el que se tenía acceso a la playa del mar Muerto. Y así, uno tras otro, pudimos disfrutar de la experiencia de flotar en las aguas de este misterioso mar Muerto; situado a 416,5 m bajo el nivel del mar entre Israel, Jordania y los Territorios Palestinos. Es de hecho el lugar más bajo de la Tierra. Tiene unos 76 km de largo y un ancho máximo de unos 16 km; su superficie es aproximadamente de 625 km². Recibe agua del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produce sobre el lago. Es aproximadamente diez veces más salado que los océanos. Aquí el índice de salinidad es de 350 a 370 gramos por litro, por lo que ningún ser vivo habita en él, salvo las artemias. Tan elevada salinidad es lo que impide a un ser humano hundirse en sus aguas debido a que la elevada densidad ejerce un empuje superior a la del mar, pudiendo flotar con facilidad.

Tras esta experiencia, tomamos el desayuno y salimos hacia una montaña aislada en la región oriental del desierto de Judea, próxima a la costa sudoccidental del Mar Muerto, se trataba de Massada, o Metzadá en hebreo. Aquí accedimos a lo alto de la colina mediante un moderno teleférico hasta su imponente fortaleza, última fortificación de los zelotes, donde visitamos las excavaciones del palacio de Herodes, los baños romanos, etc… Massada fue célebre a raíz de la Primera Guerra Judeo-Romana (más conocida como la Gran Revuelta Judía), cuando sufrió un asedio por parte de las tropas del Imperio romano, llegando en el último momento, sus defensores, a realizar un suicidio colectivo al sentir que la derrota era inminente.

Descendimos también en teleférico y nos dirigimos en dirección norte, hasta llegar a Qumrán, lugar de los Esenios, donde apreciamos el emplazamiento de las grutas donde fueron encontrados los famosos manuscritos del mar Muerto. El almuerzo fue en este mismo lugar y sin duda, uno de los más caóticos de todo el viaje. Debido a que se halla alejado de cualquier emplazamiento turístico, todos los grupos de turistas que visitan la zona del mar Muerto, aprovechan para almorzar en este lugar, por lo que este restaurante era un auténtico caos. En el párking de Qumran, nuestro chófer Abed realizó una de las maniobras más apuradas para lograr salir del embotellamiento donde nos encontrábamos. Ya en carretera, nuestro destino era Belén, pero debido a que íbamos un poco apurados de tiempo, entre Ilán y yo decidimos cambiar el programa de esta tarde e ir directamente hacia Jerusalén, llamada Yerushalayim en hebreo y Al Qods en árabe. Entrábamos así en la ciudad santa, la ciudad sagrada por tres de las mayores religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islam. Declarada, su Ciudad Vieja, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981. Jerusalén es la capital de Israel y su ciudad más grande y poblada, con 763.800 residentes en un área de 125,1 kilómetros cuadrados si se incluye Jerusalén Este. Se halla situada en los montes de Judea, entre el mar Mediterráneo y la ribera norte del mar Muerto.

Así, nuestra parada fue en el Santuario del Libro, donde se encuentran los famosos manuscritos del mar Muerto, y la maqueta de Jerusalén de los días del Segundo Templo, ambos en el Museo de Israel. Desde aquí hicimos una parada delante del Parlamento (Knesset) donde se halla el Gran Candelabro. Finalmente llegamos al hotel Ramada, desde donde algunos del grupo salieron a dar una vuelta y ver el moderno puente construido por el arquitecto valenciano, Santiago Calatrava.

Día 6. 25 Octubre.- JERUSALÉN / BELÉN / JERUSALÉN

Tras nuestro desayuno, salimos hacia Yad Vashem, el memorial a las víctimas del Holocausto. Es este uno de los lugares más sobrecogedores de Israel, especialmente el emplazamiento dedicado a las víctimas de los niños judíos asesinados durante la Segunda Guerra Mundial. Al término de la visita nos dirigimos hacia Belén. Tras pasar el lamentable espectáculo que ofrece el muro que rodea a Belén, también llamado muro de la vergüenza, una mole de hormigón de hasta ocho metros de altura, nos estaba esperando la guía palestina, quien fue la encargada de realizar la visita a Belén. Entre lo apretado de nuestro programa, nos encontramos con el obstáculo de que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, se encontraba visitando las restauraciones que se están llevando a cabo en la Iglesia de la Natividad. Por este motivo, hasta las 12.30 h no terminaban todos los controles de policía que impedían el acceso hasta la plaza de la natividad. Nuestra primera parada iba a ser la Iglesia del Campo de los Pastores, pero una vez más, un cambio de planes en el último momento, acompañados por nuestras fuentes de información en la iglesia de la Natividad, nos confirmaron que el presidente Mahmoud Abbas había terminado su visita, por lo que nos dirigimos a toda velocidad para tratar de entrar cuanto antes en la iglesia, pues de lo contrario y debido a la alta temporada turística, podríamos haber pasado bastante tiempo haciendo cola para entrar en la iglesia.




El edificio original de la iglesia fue construido por el obispo Makarios de Jerusalén, por mandato del Emperador Romano Constantino I, bajo el primer Concilio de Nicea en el año 325. Y en el año 529, durante la rebelión de los samaritanos, fue quemado y destruido en su totalidad. Actualmente, la basílica es administrada por la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa Griega. La tradición dice que la iglesia fue construida en el lugar donde nació Jesús de Nazaret. Tras la visita tuvimos el almuerzo en un restaurante situado al otro lado de la plaza principal de la basílica, donde pudimos degustar parte de la gastronomía palestina. Ya de nuevo salimos hacia la iglesia del Campo de los Pastores, donde el grupo le costó arrancarse a cantar algún villancico. Finalmente salimos hacia el control de policía que separa Belén de Jerusalén. Aquí, y ya en el autobús, facilitamos la venta de unas pocas postales a algunos vendedores ambulantes palestinos. Aunque estábamos preparados con nuestros pasaportes, no hicieron falta mostrarlos a las autoridades israelíes, quienes subieron al autobús y bajaron por la puerta posterior del mismo, eso sí, provistos de los más modernos fusiles. Justo después del control, nos estaba esperando Ilán, para dirgirnos hacia el monte Ofel, lugar donde se halla la Ciudad de David. Aquí pudimos visitar parte de las excavaciones de lo que fue la parte más antigua de Jerusalén, habitada desde principios del período cananeo. Al término de la visita y debido a la proximidad del mismo, caminamos una corta distancia para acceder al famoso "Muro de las Lamentaciones". Su nombre en hebreo significa "muro occidental" y es el último vestigio del Templo de Jerusalén, el edificio más sagrado del judaísmo. Los restos que todavía se conservan pertenecen a la época de Herodes el Grande, quien mandó construir grandes muros de contención alrededor del Monte Moriá, en el año 37 a. de C., ampliando el espacio en el que fueron edificados el Primer y Segundo Templo de Jerusalén, formando lo que hoy se conoce como la Explanada de las Mezquitas (por la tradición musulmana) o Explanada del Templo (por la tradición judeocristiana). Es este el lugar a donde vienen los judíos a rezar a Dios para que vuelva a la tierra de Israel, el retorno de todos los exiliados judíos, la reconstrucción del templo (el tercero), y la llegada de la era mesiánica con la venida del mesías judío. Existe una tradición de introducir un pequeño papel con una plegaria entre las rendijas del muro, que más de uno del grupo pudo dejar. Terminada la visita, regresamos al hotel para posteriormente tomar la cena.

Día 7. 26 Octubre.- JERUSALÉN (Ciudad Vieja)

Desayuno. Este día estaba previsto comenzar nuestras visitas por el Monte de los Olivos, pero una vez más y después de contrastar con los guías de otros grupos, que incluso no habían podido hacer la visita en esa semana al Santo Sepulcro, debido a la gran cantidad de turismo en estas fechas, no quisimos arriesgar y que nuestro grupo perdiera la visita, por lo que comenzamos con el Santo Sepulcro. Así, llegamos de los primeros grupos y a pesar de que se nos adelantaron un grupo de norteamericanos, que por cierto no respetaron ningún tipo de conducta ética... fue una gran idea comenzar por este emplazamiento. El lugar, llamado también Gólgota, es donde (según los Evangelios) se produjo la Crucifixión, enterramiento y Resurrección de Cristo. Aquí y delante de las escaleras de la entrada a la iglesia, tuvimos la oportunidad de tomar la foto de todo el grupo (la cual podemos ver en el encabezado de este blog). Posteriormente continuamos por el Vía Crucis, parando en las estaciones donde se produjo el camino hasta el lugar en el que Jesucristo fue crucificado. Todo el trayecto está atestado de comercios árabes, pero que sin duda le dan un aspecto único al lugar, mientras cientos de peregrinos nos cruzaban de camino al Santo Sepulcro.

Al término de este recorrido sufrimos uno de los momentos más desagradables del viaje, por lo menos para nuestra organización, debido a la burocracia israelí y descoordinación entre su Central de Reservas y el impresentable guardia que se dedica a repartir turnos en la "Casa Quemada", la que iba a ser nuestra siguiente visita. Después de comunicarnos que teníamos reserva a las 11.00 ó 11.40 h, llegamos a las 11.20 h y el señor de la taquilla nos dijo que nuestro grupo no podía entrar hasta por lo menos las 12.30 h, por lo que tras comunicárselo al grupo decidimos no arriesgarnos y continuar nuestras visitas programadas. La Casa Quemada: los muros, las torres y los lujosos palacios de la Ciudad Alta han sido descritos por el historiador judío de la época Flavio Josefo, nacido en Jerusalén. Él fue testigo presencial de la destrucción de Jerusalén en el año 70 d. de C., y también describe la conquista de la Ciudad Alta, donde los soldados romanos saquearon los palacios y las elegantes casas y las quemaron hasta los cimientos en el octavo día del mes de Elul del año 70 d. de C., un mes después de la destrucción del Templo. Así, aquí se pueden ver los restos de una de aquellas casas halladas durante las excavaciones que tuvieron lugar desde 1969 hasta 1982, cuando se reconstruyera el Barrio Judío de la Ciudad Vieja de Jerusalén. La verdad que fue una lástima no poder visitar esta Casa, por culpa de una burocracia israelí, a la que no le importa lo más mínimo el turismo.

Proseguimos hacia el Monte Sion para visitar la Tumba del Rey David y el Cenáculo, lugar donde tuvo lugar la última cena. Ya desde aquí fuimos a almorzar y posteriormente salir hacia el Monte de los Olivos para disfrutar de una magnífica vista panorámica de la ciudad de Jerusalén. Visitamos el lugar de la Ascención, la Gruta del Pater Noster (donde pudimos celebrar un bonito brindis con vino de Jerusalén), la Capilla del Dominus Flevit. Bajando por el Monte, llegamos hasta el Huerto de Getsemaní, donde se encuentra la Basílica de la Agonía y la Gruta de la Traición. Para terminar nuestra particular peregrinación a Israel y a petición de parte del grupo, don Manuel celebró misa en uno de los jardines de Getsemaní, frente a uno de los marcos más impresionantes, la mezquita de Al Aksa, uno de los símbolos indiscutibles de Jerusalén. Terminamos el día con la cena en nuestro hotel.



Día 8. 27 Octubre.- JERUSALÉN / MADRID

Sin apenas tiempo para dormir, y tras un café que nos sirvió el hotel, a las 12 h 30 nos trasladamos hasta el aeropuerto internacional de Bengurión. Aquí nos despedimos de nuestro guía Ilán y comenzaron los rigurosos controles del servicio de seguridad de la compañía aérea El Al, para los que muy pocos del grupo nos libramos de que nos registraran nuestros equipajes, especialmente el amigo Jesús, que gracias a su bandera Palestina, sufrió un poco más de lo habitual estos controles rutinarios. Y así, a las 5.00 h despegaba de Israel, nuestro vuelo LY395 con destino Madrid. Llegamos a las 10.10 h y tras recoger el equipaje, el grupo se despidió, esperando que por lo menos, algunos de estos componentes puedan encontrarse de nuevo en otros viajes organizados por http://www.viajas.com/

PARA INFORMACIÓN Y RESERVAS DE VIAJES A ISRAEL VISITA VIAJAS.COM

Las imágenes que mostramos en este blog cuentan con el consentimiento del afectado y se encuentran incluidas en un fichero automatizado del que es Responsable Viajata S.L. (VIAJAS.COM).No obstante puede ejercitar su derecho de cancelación de su imagen según art. 16 de la LOPD enviando un email con el asunto "baja"a bajas@viajas.com